Luis Fernando Valenzuela - Martha Cristina Linares - Yuli Marcela Suárez

 

Una aproximación teórica y bibliometrica a la
Responsabilidad Social Empresarial (1971-2015):
Análisis mundial, latinoamericano y colombiano

- Yuli Marcela Suárez

Luis Fernando Valenzuela
Martha Cristina Linares

Resumen

El auge de la RSE, ha permeado tanto la práctica como la academia de la ges- tión organizacional a nivel mundial. Sin embargo, el estado de esta temática en Latinoamérica y, más aún, en Colombia, es todavía incipiente. Las dinámicas al- rededor de la RSE han transitado desde la lógica de las grandes empresas y en el ámbito académico colombiano, la cuestión, es aún sujeto de exploración. En razón a ello, este artículo pretende realizar un aporte a la reflexión en RSE a partir de una aproximación teórica y de un análisis de la producción cientí- fica desde 1971 a 2015 en los ámbitos global, latinoamericano y colombiano.

Palabras Clave: Responsabilidad Social Empresarial, ética empresarial, Bibliometría, América Latina, Colombia.

JEL Classification: M10, M14, O45/

A theoretical and bibliometric approach to Business Social Responsibility (1971-2015): Analysis in Colombia, Latin America and the World

Abstract

The rise of Business Social Responsibil- ity (BSR) has affected the organizational management both at the practical and the academic level. However, the state of the art of this topic in Latin America, and even more in Colombia, is precarious. The discussions around BSR have been approached from the logic of the big companies and, in the Colombian acad- emy, the problem is being researched. For this reason, this paper intends to do a contribution to the reflection on BSR from a theoretical perspective and an analysis of the scientific production between 1971 and 2015 in Colombia, Latin America and the world.

Key words: Business Social Respon- sibility, Business ethics, Bibliometrics, Latin America, Colombia.



Introducción

La empresa moderna, generalmente aceptada como importante y compleja (Berle & Means, 1933; Williamson, 2009), se constituye en uno de los mo- tores de desarrollo de la sociedad actual, convirtiéndose en la institución económica dominante (Bakan, 2006), dado que es un sistema de relaciones que configura una fuerza integradora de recursos (Coase, 1994) y donde el empresario es un factor fundamental de la actividad económica (Torres Villanueva, 2003). No obstante, paralelamente a su desenvolvimiento y poder, la empresa ha sido objeto de cuestionamiento en su relación con la sociedad y el medio ambiente puesto que de acuerdo con Leff (2000) ha propiciado la degradación ambiental, producto del crecimiento y la globa- lización económica.

La relación entre el Estado y la empresa ha sido determinante para la situación económica y social actual. La predominancia del neoliberalismo ha tornado la regulación estatal en dirección a los intereses de los grandes capitales, en un contexto de financiarización en el que la empresa es vista bajo una perspectiva de mantenimiento de capital financiero, que debe brindar un retorno libre de riesgo al inversor. Con ello, el modelo económi- co imperante ha superpuesto la lógica de la racionalidad económica que proviene de una base individualista-maximizadora. De ahí, que la empresa haya sido vista desde una perspectiva disyuntiva que la sitúa como una máquina creada para generar utilidades (Morgan, 1998; Montoya, 2010), donde el agente preponderante es el dueño del capital. Tal enfoque em- presarial, extremadamente unidimensionalizado, ha causado una ruptura en el tejido social y ambiental que, como consecuencia, ha generado un cuestionamiento directo a las responsabilidades empresariales.

El surgimiento de la responsabilidad social empresarial (RSE) como un modelo emergente de gestión organizacional ha propiciado el debate en torno al papel de la empresa en la solución de necesidades y demandas sociales; a la vez, que ha impulsado un interés académico por la búsqueda de nuevos paradigmas administrativos que conduzcan a la superación de las crisis civilizatorias actuales. Así, tal como lo manifiesta Capra, “para superar nuestra polifacética crisis no necesitamos más energía, sino una profunda modificación de nuestros valores, actitudes y modos de vida” (1998, pág. 275).

En esta dinámica, el aumento en la reflexión y la investigación alrededor de la materia han propiciado el acogimiento y posicionamiento del término RSE, al punto, que en la actualidad las grandes corporaciones cuentan con un departamento para su gestión (Martinez F., 2010). En el caso de Lati- noamérica, todas las grandes empresas apoyan la RSE y en sus portales de internet informan sobre sus prácticas (Durand, 2012).

Asimismo, el auge de la RSE ha propiciado un aumento en la producción bibliográfica de temas relacionados. Se observa, cómo en los últimos años ha aumentado la cantidad de reflexiones y definiciones al respecto, lo que puede evidenciarse en la variada bibliografía relacionada con el asunto y en la que se pueden leer posturas extremadamente contrapuestas (Chirinos, Fernández, & Sánchez, 2012).

Con una tendencia creciente, los académicos de América Latina y Colom- bia han ingresado en los debates concernientes a la RSE, engrosando los índices de publicación en esta materia. No obstante, pese a la difusión y evolución del asunto a nivel global, el conocimiento en torno a esta temáti- ca, en Colombia, podría considerarse aún incipiente. Por ello, este artículo pretende realizar una breve aproximación teórica de los enfoques de la RSE para posteriormente contribuir en la contextualización del estado de la pro- ducción científica de la RSE a nivel global, latinoamericano y colombiano.

La metodología utilizada para este estudio se realiza de manera preliminar mediante una revisión bibliográfica con un enfoque crítico-interpretativo; posteriormente, se elabora un análisis de la producción científica en RSE en regiones geográficas concretas, dando alcance a un análisis comparativo del entorno mundial regional y nacional. Desde esta perspectiva, se elaboran algunos indicadores bibliométricos mediante la información disponible en SCOPUS1 y SCImago Journal & Country Rank2.

El artículo aborda seis secciones, siendo la primera, la presente introducción; en segundo lugar, se tratan los antecedentes y la evolución de la respon- sabilidad social empresarial; a continuación, se presentan los enfoques y las teorías más representativas relacionadas directamente con la temática tratada y, en seguida, a partir de un estudio bibliométrico de la producción científica, se realiza un análisis del estado actual del debate a nivel glob y se compara con el estado de la cuestión en Latinoamérica para final con los resultados del análisis de la producción científica en la región y en Colombia. El artículo finaliza con unas conclusiones.

Antecedentes y evolución de la responsabilidad social empresarial

El tema de la RSE tuvo sus antecedentes en la década de los años 20 del siglo pasado (Cortina, 2009) con la aparición de la filantropía y el asisten- cialismo, a través de acciones adelantadas por empresarios exitosos como Washington Gladden y George Pullman, fundamentadas, esencialmente, en creencias de tipo religioso3 (Araque & Montero, 2006); sin embargo, es hacia los años 50, cuando aparecen las primeras referencias directas al tema de la RSE entre las que se encuentra la publicación del libro “Social Responsibilities of the Businessman”. En este texto, Bowen (1953) planteó la importancia social del empresario, argumentando que sus decisiones im- pactan directamente en la calidad de vida de los individuos que conforman el entorno empresarial.

Este autor, definió la responsabilidad social como la obligación de los empresarios de perseguir políticas, tomar decisiones o seguir las líneas de acción que son deseables en términos de los objetivos y valores de la sociedad (Bowen, 1953).

Dicho ideario desencadenó en años posteriores la controversia sobre si la empresa sería o no sujeto de obligaciones de tipo moral y/o social, siendo los años 70 un punto de inflexión en esta temática con los planteamientos del premio Nobel de economía Milton Friedman, quien se mostró en total discrepancia ante la posibilidad de asignar responsabilidades de tipo social a las empresas, por ser estas, en su concepto, asuntos propias del Esta- do. En su artículo icónico “A Friedman doctrine: The Social Responsibility Of Business Is to Increase Its Profits”, después de una rigurosa y amplia reflexión, remata diciendo:

hay una y sólo una responsabilidad social de las empresas: usar sus recursos y participar en actividades diseñadas para aumentar sus beneficios, siempre y cuando se mantenga dentro de las reglas del juego, cosa que quiere decir, involucrarse en una competencia abierta y libre, sin engaño o fraude (Friedman, 1970, pág. 36).

A partir de allí, el debate académico sobre la RSE se tornó álgido. En 1977 Kenneth Andrews, uno de los más connotados autores de gestión y estrate- gia de la época, dedicó un capítulo de uno de sus textos a la empresa y sus responsabilidades sociales, constituyéndose en uno de los precursores de la RSE, al considerar las implicaciones morales y sociales como parte de la estrategia corporativa, distanciándose explícitamente del enfoque friedma- niano, e incluso, manifestando, que desconocer los impactos ambientales es una imperdonable irresponsabilidad (Andrews, 1977).

Por su parte, en 1983 el reconocido Peter Drucker ilustró los cambios que se gestaron alrededor del concepto, al expresar que la RSE se debate entre tres temas en discusión. Por un lado, la cuestión de la relación entre ética privada y ética pública. Por otro, la responsabilidad social del empleador para con sus empleados en virtud de su poder y riqueza. Finalmente, la responsabilidad de la empresa por la cultura de las comunidades, con el apoyo a las artes, los museos, la ópera, entre otros.

Posteriormente, la postura “friedmaniana” encuentra uno de sus mayores contradictores en Edward Freeman autor de la teoría de los stakeholders, quien retomó el concepto de grupos de interés que fue acuñado por primera vez por el Standford Research Institute, a partir del supuesto de que los valores requieren ser tenidos en cuenta en la gestión de las organizaciones (Freeman, 1984; Freeman, Wicks, & Parmar, 2004; Freeman, Harrison, Wicks, Parmar, & de Colle, 2010) a la vez, que planteó la necesidad de articular las expectativas y necesidades de los grupos de interés en el management corporativo como medida de creación de valor.

Freeman definió el término stakeholder como “todo grupo o individuo que pueda afectar o ser afectado por el logro de los objetivos de la empresa” (Freeman, 1984, pág. 25), incluyendo a los proveedores, clientes, emplea- dos, accionistas, gobierno y comunidad, quienes de acuerdo con Freeman (2001), al ser considerados como partes interesadas tienen el derecho de ejercer demandas sociales sobre la empresa.

En razón a ello, Freeman (1984) y Freeman et al. (2004), han ejercido constantemente una crítica a los economistas que toman la tesis de la maximización de valor para el accionista, como el único objetivo empresarial, teniendo en cuenta que este objetivo, según estos autores, contiene una gran carga ideológica que limita los derechos de otras partes interesadas.

Más adelante, autores como Lozano (1999), Cortina (2000), el premio Nobel Amartya Sen (2003), García Marzá (2004) y González Esteban (2007), entre otros, han hecho hincapié en la necesidad de articulación entre RSE y ética de la empresa.

En la actualidad, la RSE ha tomado fuerza a tal punto, que los organismos multilaterales la han acogido como modelo de gestión. Como ejemplos de lo anterior, se encuentra que la Comisión Europea la ha incluido como uno de sus focos estratégicos para “conseguir un desarrollo sostenible y un modo de gobernanza más eficaz” (2001, pág. 24) y Naciones Unidas ha generado el Pacto Global, considerado como el decálogo de la RSE consistente en diez principios4 basados en derechos humanos, laborales, medioambientales y de lucha contra la corrupción (Naciones Unidas, 1999). En la misma línea, organizaciones como el Global Reporting Initiative, ISO y AccountAbility han emitido estándares de Responsabilidad Social y Sostenibilidad.

Autores contemporáneos como Porter & Kramer han realizado una recon- figuración del carácter de la RSE insertándola en la estrategia empresarial para generar valor compartido (Porter & Kramer, 2006), constituyéndose ésta, en la visión predominante actual.

La globalización ha permitido que la RSE transforme y permee tanto la estructura organizacional de las empresas como su vinculación con el entorno social y natural, induciendo importantes cambios no sólo en sus procesos de producción y comercialización, sino también, en las relaciones de las empresas con sus stakeholders y sus stockholders o accionistas (Solís J., 2008). Dicho proceso trajo consigo la presencia imponente de multinacionales que se han encargado, en gran medida, de propagar la RSE desde su propia perspectiva. Así, al observar los sitios web de algunas de las empresas más grandes de Estados Unidos se denota la divulga- ción de sus esfuerzos en RSE en Latinoamérica (Torres-Baumgarten & Yucetepe, 2009).

En tal contexto, la dinámica de la responsabilidad social en América Latina, ha estado marcada por un referente oficialista y desde una perspectiva práctica de las grandes empresas que se desenvuelve de forma voluntaria. Además de lo anterior, algunas Pymes de la región también han iniciado el tránsito hacia la RSE siguiendo las directrices y la perspectiva de las grandes corporaciones. Como ejemplo, para junio de 2015 se detectó, que en la base de datos de reportes de sostenibilidad del Global Reporting Ini- tiative (GRI), cincuenta y cinco (55) de estas empresas5 habían publicado sus respectivos informes de sostenibilidad del año 2014.

En el ámbito colombiano, la RSE ha sido introducida desde la tecno-región de los países industrializados6 y se ha expandido a través de las trasna- cionales, en su mayoría españolas, hacia la biorregión colombiana (Ariza, León, & Gómez, 2006; Pulido & Ramiro, 2011). En este contexto es evidente que, en su mayoría, han sido las grandes corporaciones las que se han apropiado de la temática7, aunque la fuerza de su discurso ha trascendido, incluso, a las pyme (Gómez Villegas & Quintanilla, 2012).

Así, para 2014 el 51% de las empresas que reportaron sus informes de sostenibilidad bajo la guía GRI eran grandes, el 19% medianas y el 30% pequeñas. En cuanto al pacto global, Colombia ocupó el tercer lugar en número de participantes en América Latina y el Caribe, contando con 410 organizaciones adheridas (Red Pacto Global Colombia, s.f.).

Particularmente, en Colombia, los intentos de regulación en materia de RSE no han tenido éxito, un ejemplo de ello, puede encontrarse en el proyecto de Ley Nº 31 de 2007 “Por la cual se definen normas sobre la Responsabilidad Social y medioambiental de las empresas y se dictan otras disposiciones” que fue archivado en ponencia negativa por considerar que iría en contra del sentido natural “voluntario” de la RSE (Congreso de la República, 2008), lo que se soporta en la tendencia global actual del “soft law8” (Acevedo, Zàrate, & Garzòn, 2013).

Así, mientras en los países industrializados el estado de la cuestión actual involucra regulación específica en algunos asuntos relacionados con la RSE, en América Latina y, específicamente en Colombia, su concepción aún incipiente, ha optado por la voluntariedad general de su aplicación con una fuerte corriente asistencialista, sumado a la competencia de los mercados latinoamericanos por atraer inversión donde lo que se tiende a ofrecer como atractivo es la seguridad jurídica, los incentivos fiscales y los bajos costos laborales (Solís, 2008).

Otro factor de importancia para entender el comportamiento actual de la RSE en Colombia, es el relativo a la estrategia comunicativa del discurso, apoyada en los premios de responsabilidad social. En efecto, dichas estra- tegias se cimentan como un intento de legitimación organizacional hacia el entorno colombiano, haciendo uso del reconocimiento de los esfuerzos y buenas prácticas que las empresas han implementado.

A manera de corolario, el gráfico 1 esquematiza los comentarios prece- dentes, donde se aprecia cómo la RSE comenzó de forma tímida en los procesos de gestión de las organizaciones, para convertirse, actualmente, en una opción claramente estratégica, con vocación globalizante a juzgar por el patrocinio y estímulo de que ha sido objeto por las más reconocidas i instituciones dominantes. Además, se proyecta el comportamiento a unos co años adelante, a juzgar por lo que ha venido pasando.

Gráfico 1. Antecedentes y Evolución de la RSE.

Fuente: Elaboración propia.

Enfoques de la responsabilidad social empresarial.

La temática de la RSE ha jugado un rol importante en el ámbito académico. Autores como Garriga & Melé (2004) han efectuado una caracterización de los enfoques teóricos, que se dividen en cuatro grandes corrientes. Por un lado, el enfoque instrumental que inició con la teoría del valor para el accionista, ha transitado hacia una visión estratégica propuesta por Porter & Kramer (2006) que considera a la RSE como viable en la medida en que esta coadyuve a la maximización del valor empresarial. De esta forma, la empresas enfocarán sus actividades de responsabilidad social de manera competitiva para alcanzar el mayor resultado (Porter & Kramer, 2006). v Por otro lado, el enfoque político se constituye a partir de dos grandes teorías a saber: el constitucionalismo corporativo que identifica a la em- presa como un sujeto con poder, y la teoría del contrato social integrado, de la mano de la teoría de la ciudadanía corporativa que consideran que la empresa debe comportarse como un buen ciudadano en el marco del contrato social en el cual se encuentra inmersa (Logsdon & Wood, 2002; Garriga & Melé, 2004)

El enfoque integrativo recoge las posturas de la teoría de la actuación social de la empresa y de los círculos concéntricos propuestos por el Comité para el Desarrollo Económico e intenta plantear que la empresa se desempeña en distintos niveles: desde la obligación económica hasta la obligación mo- ral. En este sentido, la empresa debe identificar las principales demandas sociales y actuar de conformidad con ellas para garantizar su legitimidad (Garriga & Melé, 2004).

Finalmente, el enfoque ético de la RSE se establece que la empresa es un sujeto moral, cuya ética está configurada dentro de la cultura empresarial. Así, esta aproximación se vale de los planteamientos teóricos de la ética aplicada y de la teoría de los stakeholders para evidenciar que existen grupos más allá de los accionistas que requieren ser tenidos en cuenta, en contemplación de principios éticos (Garriga & Melé, 2004; Cortina, 2009; González Esteban, 2007). La tabla 1 resume los enfoques teóricos de la RSE, sus planteamientos y sus representantes más destacados.

Habida cuenta de la gran cantidad de enfoques, definiciones y perspecti- vas respecto de la RSE, a continuación se presentan algunos conceptos y antecedentes que fundamentan el propósito de un análisis bibliométrico.

Bibliometría

El origen etimológico de la palabra Bibliometría se deriva del vocablo griego biblios “libro” y metron “medir” (Cronin & Sugimoto, 2014, pág. 1), Para Cronin y Sugimoto (2014), la Bibliometría no solamente se ha limitado a libros, sino que ha trascendido en otro tipo de documentos tales como revistas, patentes, artículos, referencias bibliográficas, entre otros, dando alcance a autores e instituciones.

El concepto de Bibliometría ha sido abordado a partir de los años 60 y, particularmente, en el año 1969 se definió como “la aplicación de los métodos estadísticos y matemáticos dispuestos para definir los procesos de la comunicación escrita, la naturaleza y el desarrollo de las disciplinas científicas mediante técnicas de recuento y análisis de la comunicación” (Pritchard, 1969, pág. 348); sin embargo, antes de los años 60 se visuali- zaban diferentes leyes que fundamentaban los procesos de comunicación científica (Ley de Lotka 1926, la ley de Bradford 1934 y la ley de Zipf, 1949), leyes que determinaban algunos indicadores de orden científico.

Los indicadores bibliométricos, por su parte, apoyan los resultados del proceso de investigación, es decir, “son datos estadísticos deducidos de las distintas características de las publicaciones científicas, en base al importante papel que desempeñan éstas en la difusión y transmisión del conocimiento generado en la investigación” (Filippo & Fernández, 2002). Los resultados de investigación son un proceso social, ya que están directamen- te relacionados con el valor de nuevo conocimiento en una región o país.

Tabla 1. Enfoques teóricos de la RSE

   Programa de contaduría Pública - universidad de manizales

Metodología

El análisis de la producción científica respecto a la temática de la RSE, fue realizado a partir de la bibliometría, que se constituye en uno de los concep- tos que ha contribuido al sistema de evaluación de la actividad científica. El análisis desarrollado parte de un análisis descriptivo con fundamento en indicadores de producción e indicadores basados en número de citas.

Dicho análisis, se elaboró evaluando las tendencias de la producción acadé- mica mundial, seguidas del estudio de producción académica latinoamericana y con un posterior análisis del caso colombiano, con soporte en la información del servicio de indización y abstract de la base de datos SCOPUS entre 1971 y marzo de 2015. El estudio involucró el volumen de producción, los tipos documentales, los idiomas de publicación, las principales fuentes, así como los autores con mayor productividad y mayor nivel de citación en el espectro del período analizado. Finalmente, se establecieron los índices H, G, A, i10. (Hirsch, 2005; Egghe, 2006 y Jin, Liang, Rousseau y Egghe, 2007).

Resultados

En consideración a lo anterior, el análisis de la producción científica esta- blecida para los indicadores bibliométricos en RSC9, muestra los siguientes resultados:

Volumen de producción

Para analizar el volumen de producción científica en el período comprendido entre 1971 y marzo de 2015, se realizó una búsqueda mediante la clave “TITLE-ABS-KEY (CORPORATE SOCIAL RESPONSIBILITY)”. Esto indica, que en este primer recuento, aparece el análisis de la producción global y su comportamiento en los últimos 43 años. Asimismo, se efectuó una búsque- da, particularmente, para América Latina mediante el algoritmo “TITLE-ABS- KEY (corporate social responsibility) AND (LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY)10.

Y, posteriormente, se procedió a delimitar la búsqueda de la producción científica en Colombia “TITLE-ABS-KEY (CORPORATE SOCIAL RESPON- SIBILITY) AND (LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY, “Colombia”)) tal y como se observa en el gráfico 2.

Gráfico 2. Volumen de producción RSC (1971- marzo 2015)

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de Scopus.

El volumen de producción mundial en “RSC” presenta un comportamiento incremental a partir del año 2000. Sin embargo, el año 2013 se caracteriza por el aumento de la productividad, alcanzando un total de 1.161 documen- tos en “RCS”. América Latina, en concordancia con la producción mundial, presenta mayor productividad en el período 2013. De los 254 documentos totales para esta región, el 19% se concentra en el período 2013, con un total de 47 documentos. Por su parte, Colombia se ajusta a este compor- tamiento, su producción total es de 24 documentos, de los cuales el 46% se encuentra en el período 2013.

Tipos documentales

Mediante el análisis de la producción total, se destaca que la tipología de documentos más frecuente corresponde a artículos, con una participación del 69% para el caso mundial, 76% en América Latina y 81% para el caso colombiano. La segunda mayor participación en esta tipología corresponde a documentos de conferencia con el 10% para el caso mundial y 7% para América Latina, para el caso colombiano el 29% se concentra en reseñas. El restante de la participación porcentual, se refleja en capítulos de libro, artículos en prensa, libros, notas, editoriales, encuestas cortas, entre otros (Tabla 2).

Tabla 2. Tipos de documentos RSC (1971-marzo 2015)
producción a nivel mundial, América Latina y Colombia.

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de Scopus.

Idioma de publicación

Los gráficos 3 y 4, ilustran la distribución por idioma en RSC (1971- marzo 2015) teniendo en cuenta la distribución porcentual y número de documentos, respectivamente. En relación con los grupos analiza- dos se puede indicar que el lenguaje más utilizado para la producción científica de “RCS” es el idioma Inglés, con una participación porcen- tual de 96% a nivel mundial, 81% en América Latina y el 79% para Colombia. La siguiente categoría corresponde al Castellano, seguida de una leve participación del Francés, del Portugués y del Chino, las otras categorías contemplan idiomas tales como Ruso, Alemán, Ucra- niano, Croata, Japonés y otros que no representan más del 1,2% de los datos analizados.

Gráfico 3. Distribución porcentual Idioma de publicación RSC

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de Scopus.

Gráfico 4. Idioma de publicación en contraste con el número de documentos RSC

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de Scopus.

Fuentes

En el orden mundial, la revista con mayor publicación en RSC (1971- marzo de 2015) corresponde a Journal of Business Ethics con un total de 1.005 publicaciones equivalentes al 11,9% de la producción total; posterior- mente, se encuentra Corporate Social Responsibility and Environmental Management con un total de 172 publicaciones equivalentes al 2,0%; en tercer lugar, se encuentra Corporate Governance con un total de 150 documentos representando el 1,8% del volumen de producción. Las otras revistas no superan el 1,2% de las publicaciones. El gráfico 5, muestra el comportamiento de las fuentes a nivel mundial en las principales revistas de publicación.

Gráfico 5. Principales Revistas de publicación a nivel mundial RSC (1971- marzo 2015)

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de Scopus.

Por su parte, la tabla 3 muestra el país de origen de las revistas, el índice H para indicar la aceptación de las revistas, el índice SJR para indicar la calidad relativa de las publicaciones y el cuartil para indicar su categorización (SCImago, 2015), asimismo, en la tabla 3, se evidencia que el 73% de las principales revistas de publicación corresponden al Reino Unido, el 13% a Estados Unidos y el 7% para Holanda y Ucrania, respectivamente.

Por su parte, el gráfico 6 y la tabla 4. Muestran el comportamiento para el caso de América Latina, en tanto que la revista con mayor publicación corresponde a Journal of Business Ethics, con el 8,7% de la participación, seguida de Canadian Mining Journal, con el 3,5% de participación. Las otras revistas no superan el 3% de la producción para autores con filiación en América Latina.

Tabla 3. Participación de revistas a nivel mundial “RSC”
(1971- marzo 2015) SJR- H Índex-Cuartil 2013

Fuente: elaboración propia a partir de los datos de Scopus.

Gráfico 6. Principales Revistas de publicación en RSC (1971- marzo 2015)
Autores con filiación en América Latina.

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de Scopus.

Tabla 4. Participación de revistas, autores con filiación en América
Latina “RSC” (1971- Marzo 2015) SJR- H Índex- Cuartil 2013

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de Scopus.

Para el caso Colombiano, el gráfico 7 y la tabla 5, ilustran las doce (12) revistas que corresponden al 100% de las fuentes, para este caso, la revista con mayor publicación de autores con filiación Colombiana corresponde a Advances in Sustainability and Environmental Justice con una participación del 25% con un total de seis (6) documentos, las otras revistas presentan un promedio de publicación de 1,63 documento, respectivamente.

Gráfico 7. Principales Revistas de publicación en RSC (1971- marzo 2015) en Colombia.

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de Scopus.

Tabla 5. Participación de revistas autores con filiación en
Colombia “RSC” (1971- marzo 2015) SJR- H Índex- Cuartil 2013

Autores

Autores con mayor productividad

Los principales autores que publicaron a nivel mundial se relacionan en la tabla 6. La selección de estos autores se determinó a partir de una ponde- ración de documentos según coautoría, es decir, cada uno de los autores firmantes asumen la cita contenida en la base RSC (1971-marzo de 2015). Una de las principales características de estos autores es su elevado nú- mero de coautores, denotando una tendencia de redes de conocimiento en temas de RSC.

Análisis de citaciones

En la tabla 7, Se presentan los autores con mayor citación en RSC a nivel mundial. En concordancia con los 8.453 registros analizados, 3.664 no habían sido citados en el período analizado, esto corresponde al 43,35% de la producción en RSC, porcentaje que puede considerarse sin ningún efecto en la producción académica posterior. Por otra parte, el 56,65% de la producción en RSC presenta el comportamiento señalado en la tabla 7 y el gráfico 9.

Tabla 7. Rango de citación en contraste con la producción científica en RSC

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de Scopus.

Gráfico 8. Número de citas vs número de artículos

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de Scopus.

Autores con mayor volumen de citación

En la tabla 8, se presentan los autores con mayor nivel de citación en la base de datos de Scopus (2015). Sin embargo, cabe precisar que el 73,33% de las publicaciones más citadas se encuentra en la primera década del siglo XXI, el 26,67% de los autores más citados tienen participación en publicaciones de la década de los noventa (90) del siglo XX.

Indices H, G, A, i10.

Los índices bibliométricos surgen en la primera década del siglo XXI, El concepto del índice h aparece en el año 2005 a partir del autor Jorge E. Hirsh. Este índice puede calcularse al momento de “…ordenar los trabajos de un autor de forma decreciente en virtud de las citas recibidas por cada trabajo. En el momento en el que el rango (posición en la lista) supera o iguala al valor de la cita, ahí tenemos nuestro índice h. Esto significa que el autor tiene h trabajos con al menos h citas” (Grupo Scimago, 2007, pág. 47).

Posterior a la creación del índice h por parte de Hirsh, se crea el índice g en el año 2006 por el autor Leo Egghe, quien también plantea la metodolo- gía de Hirsh así; “Para el cálculo del Índice G, se listan los artículos de un autor en orden descendente de acuerdo con el número de citas recibidas por cada uno de ellos” (Arencibia & Carvajal, 2008, pág. 3).

En la tabla 9 se presentan los resultados obtenidos en RSC en el período analizado, se incluye el índice A, que se deriva del cálculo del índice H, y, a su vez, se muestra el índice i10.

Tabla 9. Índices H-G-A-i10.
Producción mundial RSC (1971– marzo de 2015)

Fuente: Elaboración propia a partir de Scopus.

Conclusiones.

Aunque la RSE se instauró tanto en el discurso y la práctica empresarial, como en la reflexión académica, su intencionalidad de contribuir a la miti- gación de los problemas típicos de los grupos de interés impactados por la empresa no ha logrado concretarse. Actualmente, la RSE se ha venido configurando como una herramienta estratégica, a partir de una visión prag- mática generada por las grandes corporaciones multinacionales. De esta forma, en América Latina y, específicamente, en Colombia, el tema de la RSE se ha desarrollado predominantemente desde un enfoque estratégico y de tipo voluntario.

No obstante, dicha influencia corporativa propició que en el ámbito aca- démico los debates respecto a la materia se hayan incrementado en la región y que hayan alcanzado en nuestro país un interés creciente como problema de investigación.

En términos de RSE, una tendencia que se consolida en el entorno mundial, en América Latina y en Colombia, corresponde al incremento significativo de la producción científica a partir del año 2013, período en el cual, se despierta un interés particular por parte de la comunidad académica en afianzar y consolidar los nuevos aportes de producción intelectual en este campo de estudio. Este comportamiento reafirma que la producción se encuentra en una etapa germinal, en especial, para el caso Colombiano.

En cuanto a las tipologías documentales es necesario señalar que los artí- culos son la principal fuente de publicación en las regiones analizadas. El idioma que predomina en el contexto es el inglés, estos resultados obedecen a que las principales revistas de publicación a nivel mundial proceden de Reino Unido, Estados Unidos y Holanda.

La oportunidad de llevar a cabo estudios bibliométricos, permite orientar a in- vestigadores sobre los posibles contextos de investigación para el avance de una disciplina o campo de estudio, por consiguiente, ante el contexto actual de la producción científica en RSE, la comunidad académica Colombiana enfrenta un gran desafío en esta área del conocimiento, principalmente, en el descubrimiento de las potencialidades de investigación que pueden suscitarse en este tema de gran envergadura para la gestión organizacional.

Artículo de reflexión - Recepción: 30 de Junio de 2015. Aprobación: 23 de Agosto de 2015

Para citar este articulo

Valenzuela, Luis Fernando; Linares, Marta Cristina y Suarez, Yuli Marcela (2015). Una aproxima- ción teórica y bibliometrica a la Responsabilidad Social Empresarial (1971-2015): Analisis mundial, latinoamericano y colombiano. Lumina, 15. pp. 168-193

1 Base de resúmenes y referencias bibliograficas de literatura científica revisada por pares, con mas de 18.000 títulos de 5.000 editoriales internacionales. Permite una visión multidisciplinaria de la ciencia e integra todas las fuentes relevantes para la investigación basica, aplicada e innovación tecnológica a través de patentes, fuentes de Internet de contenido científico, revistas científicas de acceso abierto, memorias de congresos y conferencias. Es actualizado diariamente y contiene los Articles in Press de mas de 3.000 revistas  (SCOPUS, 2014).

2 El SCImago Journal & country Rank es un portal que incluye las revistas y los indicadores cientí- ficos a partir de la información contenida en la base de datos Scopus (Elsevier). Estos indicadores pueden ser utilizados para evaluar y analizar los campos científicos. La plataforma debe su nombre al trabajo desarrollado por el Grupo SCImago que desarrolló su métrica científica. (SCImago Jour- nal & Country Rank, 2015)

3 Otros representantes destacados en la filantropía y el asistencialismo fueron Andrew Carnegie, em- presario estadounidense y uno de los grandes magnates de la industria del acero, y el magnate del petróleo John Rockefeller quien generó su fundación para “promover el bienestar de la humanidad a través del mundo” (The Rockefeller Foundation, 1913).

4 En realidad, el Pacto Global inició con 9 principios que trataron derechos humanos, derechos la- borales y medio ambiente. Posteriormente, en el año 2004 se adhirió a estos, el principio 10: lucha contra la corrupción.

5 Es necesario aclarar, que la categoría de Pyme usada por el Global Reporting Initiative, difiere de tal categoría en la ley 590 de 2000, modificada por la ley 905 de 2004. Esta última, establece que en colombia una empresa pequeña es aquella que cuenta con una planta de personal entre once (11) y cincuenta (50) trabajadores o con activos totales por valor entre quinientos uno (501) y menos de cinco mil (5000) salarios mínimos mensuales legales vigentes. A su vez, una empresa mediana es aquella que cuenta con una planta de personal entre cincuenta y uno (51) y doscientos (200) tra- bajadores o con activos totales por valor entre cinco mil uno (5001) a treinta mil (30.000) salarios mínimos mensuales legales vigentes.

6 De acuerdo con Solís Gonzalez, las grandes corporaciones de los países industrializados se han convertido en el vehículo mas importante de difusión de la RSE a través de sus filiales y su red de proveedores internacionales. Aunado a lo anterior, los sindicatos de trabajadores de dichos países, han ejercido una presión importante para la observancia de estandares de RSE que limiten la com- petencia desleal por parte de sus socios comerciales en el llamado tercer mundo (Solís, 2008).

7 De acuerdo con la base de datos de divulgación de sostenibilidad de la Global Reporting Iniciative, de la totalidad de organizaciones que reportan en guía GRI, 80 son grandes, 30 medianas y 35 PYMES.

8 Conocido también como derecho blando que se refiere a normas no vinculantes, en contraposición al “hard law” o derecho duro que tiene un caracter de regulación obligatorio y cuya prescripción es vinculante (Acevedo, Zàrate, & Garzòn, 2013).

9 Se asumen las expresiones Responsabilidad Social Empresarial (RSE) Responsabilidad Social
social Corporativa mientras en países Latinoamericanos es mas usada la expresión Responsabilidad Social Empresaria Corporativa (RSC) como similares, para efectos de realizar la búsqueda en la herramienta Scopus, debido a que en el idioma Inglés, es usada la expresión Corporate Social Responsibility y a que en países europeos la expresión mas usada es Responsabilidad l.

10 TITLE-ABS-KEY (corporate social responsibility) AND (LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY, “Bra- zil”) OR LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY , “Mexico”) OR LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY, “Colom- bia”) OR LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY, “Argentina”) OR LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY, “Chi- le”) OR LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY, “Perú”) OR LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY, “Venezuela”) OR LIMCIT-TO (AFFILCOUNTRY, “Ecuador”) OR LIMT-TO (AFFILCOUNTRY, “Costa Rica”) OR LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY, “Cuba”) OR LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY, “Uruguay”) OR LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY, “Puerto Rico”) OR LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY, “El Salvador”) OR LIMIT-TO (AFFILCOUNTRY, “Guatemala” )  )

Bibliografía

Acevedo, J., Zàrate, R., & Garzòn, W. (2013). Estàtus jurìdico de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en Colombia. Díkaion, 22(2), 303-332.

Ackerman, R. (1973). How companies respond to social demands. Harvard Business Review, 51(4), 88-98.

Andrews, K. (1977). El concepto de estrategia en la empresa. Pamplona: Universidad de Navarra.

Araque , R. A., & Montero, J. (2006). La responsabilidad social de la empresa a debate. Barcelona: Icaria.

Arencibia, R., & Carvajal, R. (2008). Los índices H, G y R: su uso para identificar autores líderes en el área de la comunicación durante el período 2001-2006. ACIMED, 17(4), 1-9.

Ariza, D., León, F., & Gómez, M. (2006). Una aproximación a los perfiles ambientales de la empresa. Innovar. Revista de ciencias administrativas y sociales, 16(28), 57-74.

Bakan, J. (2006). La corporación: la búsqueda patológica del lucro y poder. Bogotá: Intermedio Editores Ltda.

Berle, A., & Means, G. (1933). The modern corporation and private property. New York: McMillan Company.

Bowen, H. (1953). Social responsibilities of the businessman. Universidad de Michigan.

Capra, F. (1998). El punto crucial: ciencia, sociedad y cultura naciente. Buenos Aires: Editorial Troquel.

Carroll, A. (1979). A three-dimensional conceptual model of corporate performance. Academy of management review, 4(4), 497-505.

Chirinos, M. E., Fernández, L., & Sánchez, G. (2012). Responsabilidad Empresarial o Empresas Socialmente Responsables. Razón y Palabra, 17(81).

Coase, R. (1994). La naturaleza de la empresa. En L. Putterman, La naturaleza económica de la empresa (págs. 93-109). Madrid: Alianza Editorial.

Comisión de las comunidades Europeas. (2001). Libro verde. Fomentar un marco europeo para la responsabilidad social de las empresas. Bruselas. Obtenido de http:// eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:52001DC0366&from=ES

Committee for Economic Development. (1971). Social responsibilities of business corporations. New York: Committee for Economic Development.

Congreso de la República. (07 de 10 de 2008). Ponencia para primer debate al proyecto de ley número 326 de 2008 Càmara– 31 de 2007 Senado. Obtenido de Gaceta del Congreso número 686 de 2008: http://es.scribd.com/doc/11498948/ Ponencia-Negativa-Proyecto-de-Ley-Sobre-Rse

Cortina, A. (2000). Ética de la Empresa. Madrid: Editorial Trotta.

Cortina, A. (2009). Ética de la empresa: No sólo Responsabilidad Social. Revista portuguesa de filosofìa, 65, 113-127.

Cronin, B., & Sugimoto, C. R. (2014). Beyond Bibliometrics: Harnessing Multidimensional Indicators of Scholarly Impact. Massachusetts: MIT Press.

Davis, K. (1960). Can business afford to ignore Social Responsibilities? California Management Review, 2(3), 70-76.

Donaldson, T., & Dunfee, T. (1994). Toward a unified conception of business ethics: Integrative social contracts theory. Academy of management review, 19(2), 252-284.

Drucker, P. (1983). Managment: Task, responsabilities, practices. London: Pan Books.

Durand, F. (2012). Empresarios y sociedad civil en América Latina: reflexiones sobre una cambiante relación. En J. Alonso, La empresa en tiempos de cambio: la RSC y los negocios inclusivos (págs. 105-142). Madrid: Siglo XXI.

Filippo, D. D., & Fernández, M. T. (2002). Bibliometría: importancia de los indicadores bibliométricos. El estado de la ciencia: principales indicadores deficiencia y tecnología iberoamericanos/interamericanos. Recuperado el 10 de Mayo de 2014, de RYCT: http://www.ricyt.org/component/docman/doc_view/113-bibliometria-importancia-de- los-indicadores-bibliometricos?Itemid=2

Freeman, E. (1984). Strategic Management: A Stakeholder Approach. Cambridge: Cambridge University Press.

Freeman, E. (2001). A stakeholder theory of the modern corporation. En W. M. Hoffman, R. E. Frederick, & M. S. Schwartz, Business Ethics: Readings and Cases in Corporate Morality. Boston: McGraw Hill.

Freeman, E., Harrison, J., Wicks, A., Parmar, B., & de Colle, S. (2010). Stakeholder Theory. The state of the art. Cambridge: Cambridge University Press.

Freeman, E., Wicks, A., & Parmar, B. (2004). Stakeholder theory and “the corporate objective revisited”. Organization Science, 15(3), 364-369.

Friedman, M. (13 de Septiembre de 1970). A Friedman doctrine: The Social Responsabily Of Business Is to Increase Its Profits. New York Times, págs. 33-36.

García Marzá, D. (2004). Ètica empresarial: del diàlogo a la confianza. Madrid: Trotta. Garriga, E., & Melé, D. (2004). Corporate Social Responsbility Theories: Mapping the territory. Journal of Business Ethics, 53, 52-71.

Gómez Villegas, M., & Quintanilla, D. (2012). Los informes de responsabilidad social empresarial: su evolución y tendencias en el contexto internacional y colombiano. Cuadernos de Contabilidad, 121-158.

González Esteban, E. (2007). La teoría de los stakeholders. Un puente para el desarrollo práctico de la ética empresarial y de la responsabilidad social corporativa. Veritas, 2(17), 205-224.

ISO. (2014). ISO 26000 - Social responsibility. Recuperado el 7 de Septiembre de 2014, de http://www.iso.org/iso/home/standards/iso26000.htm

Leff, E. (2000). Saber ambiental: sustentabilidad, racionalidad, complejidad, poder. Buenos Aires: Siglo XXI Editores Argentina.

Logsdon, J., & Wood, J. D. (2002). Business citizenship: from domestic to global level of analysis. Business Ethics Quarterly, 155-187.

Lozano, J. M. (1999). Ética y empresa. Madrid: Trotta.

Martinez F., C. E. (2010). RSE y lineamientos de investigación desde la perspectiva de la teoría de la gestión. En C. E. Martínez F., Responsabilidad Social Empresarial: Una reflexión desde la gestión, lo social y lo ambiental (págs. 1-41). Bogotá: Universidad Nacional de Colombia.

Montoya, A. (2010). La metáfora organizacional: Alternativa de entendimiento procedente de otras ciencias. Revista de la Facultad de Ciencias Económicas: Investigación y Reflexión, 18(1), 75-86.

Morgan, G. (1998). Imágenes de la organización. México: Alfaomega.

Naciones Unidas. (1999). United Nations. Global Compact. Recuperado el 10 de 10 de 2014, de https://www.unglobalcompact.org/AboutTheGC/TheTenPrinciples/ index.html

Porter, M., & Kramer, M. (2006). Estrategia y Sociedad. Harvard Business Review América Latina, 84(12), 42-56.

Pritchard, A. (1969). Statistical bibliography or bibliometrics. Journal of documentation, 25(4), 348-349. Obtenido de http://www.academia.edu/598618/ Statistical_bibliography_or_bibliometrics

Pulido, A., & Ramiro, P. (2011). La responsabilidad social corporativa de las multinacionales españolas en Colombia. Lan Harremanak. Revista de Relaciones Laborales(19).

Red Pacto Global Colombia. (s.f.). Participantes. Recuperado el 16 de 10 de 2014, de http://pactoglobal-colombia.org/index.php/adheridos-en-colombia

SCImago Journal & Country Rank. (2015). SCImago Journal & Country Rank.

Obtenido de SCImago Journal & Country Rank: http://www.scimagojr.com/aboutus.

Sen, A. (2003). Desarrollo y Libertad. Bogotá: Planeta.

Sethi, S. (1975). imensions of corporate social performance: An analytical framework. California Management Review, 17(3), 58-64.

Solis, J. (2008). Responsabilidad social empresarial: un enfoque alternativo. Análisis Económico, 227-252.

The Rockefeller Foundation. (1913). Recuperado el 05 de 09 de 2014, de http:// www.rockefellerfoundation.org/about-us/our-history/1913-1919

Torres Villanueva, E. (2003). Funciones empresariales, cambio institucional y desarrollo económico. En C. Dávila L. de Guevara, Empresas y empresarios en la historia de Colombia siglos XIX-XX. Una colección de estudios recientes (págs. 3-32). Bogotá: Norma.

Torres-Baumgarten, G., & Yucetepe, V. (2009). Multinational Firms’ Leadership Role in Corporate Social Responsibility in Latin America. Journal Of Business Ethics(85), 217-224.

Williamson, O. (2009). Las instituciones económicas del capitalismo. México: Fondo de Cultura Económica.

Wood, D. (1991). Corporate social performance revisited. cademy of management

review, 16(4), 691-718.

Luis Fernando Valenzuela

lfvalenzuelaji@unal.edu.co Contador Público de la Universidad de Manizales. Especialista en Administración de la Universidad de Caldas. Especialista en Alta Gerencia de la Universidad de Antioquia. Magíster en Administración de la Universidad Nacional de Colombia. Ph.D en Administración por valores del Instituto de Estudios Superiores Spenta México. Profesor Asociado de la Escuela de Administración y Contaduría de la Universidad Nacional de Colombia - Sede Bogotá.

Martha Cristina Linares

mlinaresr@ucentral.edu.co

Contadora Pública de la Universidad Cooperativa de Colombia. Magíster en Gestión de Organizaciones de la Universidad Central. Docente Investigadora de la Fundación Universitaria Los Libertadores. Correo electrónico.


Yuli Marcela Suárez

ymsuarezr@unal.edu.co

Contadora Pública de la Universidad Nacional de Colombia. Magíster en Admi- nistración de la Universidad Nacional de Colombia. Docente Investigadora de la Fundación Universitaria Los Libertadores. Correo Electrónico.