Volver a los detalles del artículo Ventas callejeras en el espacio público ¿Víctimas o victimarias? Descargar Descargar PDF